Archive for ‘Noticias/Willaykuna’

04/03/2013

Reportaje: “Los 3 soldados de Challapata”

Ni los periódicos bolivianos hicieron un buen reportaje a los tres soldados bolivianos detenidos en Chile y presos por 32 días; pero sí lo hizo el diario chileno La Tercera.

3s

3so

Augusto Cárdenas, Jose Luis Fernández y Alex Roque son tres soldados bolivianos que fueron detenidos por cruzar ilegalmente la frontera chilena. Estuvieron presos un mes y este viernes fueron finalmente expulsados. Días antes de eso estuvimos en Challapata, el pueblo donde nacieron y crecieron, para buscar sus historias. Nos ayudaron sus familiares, en medio del altiplano y la pobreza.

Publicado d en el diario.latercera.com, escrito por Álex Ayala Ugarte

Felipe Cárdenas, de 50 años, escucha las últimas novedades sobre su hijo en una radio Akita que lleva colgada al cuello y que se agita como si fuera un péndulo. Su hijo es Augusto Cárdenas, de 19 años, uno de los soldados bolivianos que fueron detenidos el 25 de enero en Chile, acusados de cruzar ilegalmente la frontera. Felipe viste una vieja camisa a cuadros, un pantalón fino como papel, un gorro de camuflaje que limpia el sol de su cara y unas sandalias hechas con llanta de rueda. Pasa sus días en el campo, a cinco kilómetros de Challapata, el pueblo de casi 25.000 habitantes en el que vivía Augusto antes de que entrara al cuartel y de que lo arrestaran.

Es la mañana del martes 26 de febrero y Felipe sujeta en una mano una honda de fabricación casera, que utiliza para lanzar piedras diminutas cuando las ovejas que cuida intentan abandonar los terrenos de pastoreo. Se trata de una planicie gigantesca, un paisaje de colores verdes, ocres y amarillos, en el que la vista se pierde en el horizonte. Las ovejas no son suyas, son de su patrón. Felipe dice que éste apenas le paga cinco bolivianos al día -menos de un dólar- por hacerse cargo de su alimento. Con eso ayuda en lo que puede a la familia, a los siete hermanos de Augusto: seis hombres y una mujer que ya se han independizado y que procuran mantenerse por sus propios medios.

Susana García, la mujer de Felipe, tiene 53 años y está a su lado. Le faltan varios dientes. Es de origen quechua, apenas balbucea algunas palabras en castellano y llora destrozada. Su llanto es a ratos seco, duro como el altiplano en el que habita, sin lágrimas. Susana vio a Augusto en Iquique el fin de semana anterior y comenta que le dieron ropa nueva. Aquí -recuerda- “andaba a veces con el pantalón roto y sin zapatos”. En Chile, Susana conoció el mar y allá también lloró desconsolada. No ha dejado de hacerlo desde enero.

Susana parió a la mayoría de sus hijos en una construcción de adobe y paja que queda a cinco minutos. Lo hizo sin atención médica, a empujones. Así ha sido siempre en este paño de tierra. Cuando le pido a Susana que me muestre este lugar, el patrón, un tipo chato, con gafas de sol, se planta al frente y prohíbe abrir la puerta.

-No van a pasar. Esto no es de ellos -me dice-. Nunca lo ha sido. Ellos no son dueños de nada acá. Yo les permito estar aquí, con los animales, pero nada más.

A nuestro alrededor hay un par de ollas para cocinar a leña y unas polleras húmedas penden de una cuerda. Dentro, la pareja tiene unas pocas pertenencias extras. Pero no se pueden ver: es el patrón el que decide cuándo alguien sale y cuándo entra.

De camino a la carretera, Felipe dice que no logra conciliar el sueño, que se siente como un árbol al que le arrancaron una rama. Y cojea: se mueve con torpeza. Hace tres años, un coche lo atropelló y tiene mal una cadera y la clavícula izquierda.

Antes, Augusto vigilaba con él de vez en cuando a las ovejas. Ahora, la radio es el único cordón umbilical entre ellos. Se sostiene bajo el pecho de Felipe como un pájaro de mal agüero. Hasta el momento, dice él, “sólo nos ha traído malas noticias”.

Felipe no podía adivinar que tres días después, el primer viernes de marzo, recibiría por fin la buena nueva: tras una nueva audiencia, se acordó que Augusto y sus dos compañeros conscriptos debían abandonar Chile en 24 horas, bajo la condición de no pisar ese país en un año.

***

En Challapata, Augusto Cárdenas compartía con varios de sus hermanos una sola pieza de unos 12 metros, alumbrada por un foco de pocos vatios. Se trasladaron hace tiempo allá, para no tener que caminar cada día más de una hora para llegar a la escuela.

En la habitación hay un par de espejos, una ventana, tres catres, montones de ropas por todos lados y unas corbatas en un perchero, el único detalle de formalidad en un ambiente que se asemeja más al de un niño de 10 años que al de un joven conscripto.

En las paredes, los muchachos han pegado láminas de La era del hieloDragon Ball y varios crucigramas que ya están resueltos. Y sobre un precario mueblecito de madera descansa un televisor minúsculo en el que, según su hermano Wilder, de 23 años, Augusto veía películas de puños y patadas, de terror y también dibujos animados.

Augusto siempre ha sido alguien de pocas palabras, un chico reservado. Eso es lo que cuenta al menos su cuñada, Dora Barcaya, de 29 años: “Le gusta la cumbia, el reggaeetón y las baladas románticas, pero no es de los que salen a divertirse de noche. Y cuando estaba acá, no tomaba. Prefería jugar futsal con los amigos”.

En una fotografía de hace cuando menos una década, que Dora sostiene entre dos dedos, Augusto mira a la cámara con gesto decidido. De fondo, hay un mapa de colegio. Augusto, por aquel entonces, no había abandonado todavía sus estudios.

***

Lo único que brilla en el cuartito que ocupa la familia del soldado boliviano José Luis Fernández, de 18 años, es la trompeta que le daba de comer antes de enrolarse en el cuartel de Challapata con los satinadores de montaña. El resto es gris: pobreza clonada. Exactamente lo mismo que uno puede hallar en otros rincones del altiplano. En primer plano, algunos baldes sucios, el techo hecho pedazos, sacones de yute en lugar de armarios; y en segundo, una cama apenas firme y un colchón delgadísimo en el piso.

En él dormía José Luis y ahora lo hace Leocadia Choque, su madre, de 44 años. Leocadia aprisiona la trompeta sin estilo, con una cara entre la pena y el orgullo. Ella sabe que, hace mucho, Evo Morales tampoco poseía nada: de chico, recogía cáscaras de naranja para hacerse infusiones en las mañanas frías, luego trabajó como pastor de llamas y, después, fue trompetista. Por eso, quizás, Leocadia piensa en la música como la única tabla de salvación a la que aferrarse. Por eso, quizás, no suelta la trompeta sin boquilla que sacó hace un rato de su funda negra. Al fin y al cabo, este es un país abonado ya a la épica: si un campesino como Evo llegó a ser presidente de Bolivia, ¿por qué no un trompetista?

Una de las bandas de José Luis se llama Bonanza Mix y acompaña con sus ritmos a las fraternidades que bailan frenéticamente cada febrero en el Carnaval de Oruro. También ameniza las fiestas de las comunidades aledañas. Con cada actuación, José Luis, siempre bien uniformado, ganaba entre 100 y 150 bolivianos -entre 15 y 20 dólares-, una cantidad que en Challapata se puede decir que es como una fortuna en miniatura.

El resto de los ingresos provenían de los platitos de chicharrón que Leocadia vendía en una plaza cercana. Vendía, sí, porque desde que su hijo está lejos se siente sin energías y no cocina. De seguir así, podrían echarles del rincón que habitan. Los 100 bolivianos que les cobran de alquiler se han convertido en una carga demasiado pesada.

Acompañando a Leocadia están la hermana de un año y nueve meses de José Luis, que se aferra a la pierna de su madre como si en vez de manos tuviera tenazas, y la abuela, Asunta García. La abuela sufre de sordera y escucha apenas, está mal de la vista y no entiende lo que vomitan los noticieros: no entiende que se diga que José Luis portaba un fusil FAL cuando cruzó sin permiso la frontera; ella lo recuerda con su trompeta. Tampoco entiende que desapareciera de repente; ella lo crió cuando su padre, también músico, lo abandonó para irse con otra mujer a la localidad minera de Llallagua y dice que ahora es el turno de José Luis, que le toca a él cuidar de ella.

***

Lidia Arancibia, la corresponsal de Radio Fides en Challapata, dice que José Luis es el más conversador de los tres soldados que han conocido Iquique y el océano Pacífico a la fuerza. Dice, además, que José Luis la visitaba con frecuencia y que incluso grabó una cuña que invitaba a la población a no dejar abiertos los grifos de sus casas.

Lidia tiene a mano aquel spot radial y le da al play. La voz que se escucha es la tierna y agitada de un infante, la de alguien que parece incapaz de matar siquiera a una mosca de un zarpazo.

Challapata, comenta Lidia, es un vocablo aimara que significa “lugar de arena”, un espacio abierto, a 350 kilómetros de La Paz y 120 kilómetros de Oruro, con edificaciones de apenas uno o dos pisos; unas pocas farmacias, pensiones y carnicerías; un par de gasolineras que no siempre tienen combustible y algunas vulcanizaciones. Un sitio difícil, en el que las calles están cubiertas por partículas de polvo que el viento menea a una y otra esquina, como si estuvieran encima de una batea.

Durante la Colonia, el pueblo estuvo dominado por un corregidor español que maltrataba a los lugareños y que fue descuartizado en mitad de una revuelta indígena. Luego se convirtió en un lugar de paso y, con la llegada del ferrocarril, se asentaron acá algunos europeos que montaron, entre otras industrias, una fábrica de alcoholes y otra de velas.

La fábrica de alcoholes era de un suizo de apellido Rossath, con una historia que raya la tragedia. Lidia me cuenta que enviudó y retornó a Suiza, dejando dos hijos en Challapata, “una mujer rubia de ojos claros que paseaba a caballo por la plaza principal, que se volvió loca y que murió carbonizada en un incendio”, y un varón apuesto que se dio a la bebida para matar las penas y que tampoco vivió mucho tiempo.

Hoy, Challapata apenas presume de nombres ilustres y se nutre sobre todo de su actividad agropecuaria. Produce leche, queso, haba, papa, maíz, cebada, alfalfa, quinua. Y hasta pocos meses era un punto en el mapa plagado de contrabandistas. Hasta aquí llegaban constantemente los denominados autos “chutos”, coches robados en Chile que se entregaban a los compradores a bajo precio, con falsa documentación y falsas placas.

“Antes, por eso -explica Lidia-, proliferaban los talleres de mecánica”. Alguna vez se vio hasta un BMW descapotable con el cartel de “se vende” bien visible. Pero todo terminó, acota Lidia, “cuando Evo militarizó la zona el pasado octubre”.

En aquellos días fatídicos volaron los gases lacrimógenos y hubo dos muertos. Luego, siguieron las caravanas interminables de carros incautados por una vía asfaltada que jamás había visto tanto vehículo junto. Y se volatilizó la plata fácil para muchos jóvenes del pueblo, que estaban metidos en este negocio del que casi nadie hablaba.

***

Para Alex Choque, de 21 años, el mayor de los soldados sorprendidos más allá de la frontera chilena, el dinero ha llegado siempre con cuentagotas. Cada peso que ha pasado por sus manos lo ha sudado. Su madre falleció días después de dar a luz a uno de sus hermanos, cuando él era un bebé y su padre, Amalio Choque, de 52 años, se deshizo de él y el resto de sus hijos en cuanto pudo. “Mi papá nunca se ha preocupado por nosotros y miente si asegura lo contrario”, dice Idelma Choque, de 26 años, hermana de Alex. Y añade que le extrañó que Amalio fuera el fin de semana pasado a Iquique tras tanto, tanto olvido.

Antes de entrar al cuartel, Alex trabajó como panadero, como vendedor en una tienda y como mecánico. Tiene un ojo malo desde muy niño -un palo que hacía de flecha se le atravesó sin querer entre juego y juego- y una hija de sólo cinco meses llamada Esmeralda, a la que adora, que es como su ojo bueno.

En la parcela de Amalio, a ocho kilómetros de Challapata, hay una ladrillera y algunos sembradíos. Cuando aparezco por allá, él divaga. Muestra enseguida un camión Ford de color celeste, al que le tiene cariño, y dice que en Iquique fotografió lobos marinos. En el pueblo le han oído comentar que su hijo haría mejor quedándose en Chile. Pero ahora apenas nos cuenta algo de Alex. Habla del mar. “No había sido azul, sino más oscuro, como una nube”, describe. Habla del diputado chileno Hugo Gutiérrez, quien alojó a los conscriptos en su casa. “Como un papá nos ha tratado”, dice.

Amalio vive ahora con otra pareja más joven que él y ha tenido más hijos. “Cuestan, los hijos cuestan mucho. Muchísimo”, se queja. “Pero hacerlos no te costó tanto”, le recrimina Lidia, la locutora de Fides, que nos acompaña.

-¿Y conoce usted a su nieta?- le pregunto a Amalio.

-La conozco- dice.

-Ahora mi hijo es don- bromea. Y se ríe con una dentadura dorada y crema.

-¿Y cómo se llama ella?- le digo.

Amalio calla. Esta vez, no tiene preparada una respuesta.

***

Este mismo martes, lejos de aquí, en Chile, los tres soldados de Challapata ya están pululando por la casa del diputado Hugo Gutiérrez en Iquique, luego de pasar un mes en el penal de Alto Hospicio, desde donde sólo alcanzaban a ver desierto. Habían salido libres el día anterior, aunque con movimiento limitado: estaban con arraigo.

En la conferencia de prensa que dieron tras dejar la cárcel, José Luis Fernández, el más locuaz del grupo, reafirmó la inocencia de los tres: “Estábamos luchando contra el contrabando”. Y finalizó con un tradicional proverbio quechua: ama sua, ama llulla, ama quella (no robar, no mentir, no ser flojo).

Mientras en Challapata sus familias se lamentan por no tenerlos cerca, los soldados pasan la tarde del martes con el cónsul boliviano en Iquique y piden comida a domicilio: pollo y papas fritas. El miércoles, siempre con el cónsul de anfitrión, acuden a cortarse el pelo al estilo militar en la peluquería Reflejos y se dan una vuelta por el complejo turístico Jatata, en las afueras de la ciudad.

Y el jueves no abandonan su encierro en la casa de Hugo Gutiérrez, con quien desayunan temprano en la mañana.

Gutiérrez, tras escuchar en la radio que los soldados podrían ser devueltos pronto a su país, empieza la conversación en la mesa con una pregunta:

-Y a todo esto, chiquillos, ¿qué van a hacer cuando regresen a Bolivia?

Ellos no saben qué responder.

“Probablemente, terminar el servicio militar”, se anima a decir José Luis Fernández. Y estudiar. “Acabar el colegio y estudiar”, repite.

El diputado les pregunta si piensan seguir en el Ejército y Alex Choque, el más tímido de los tres, es el único que se anima a contestar. “Yo, yo quiero seguir en el Ejército”, dice, con un hilo de voz.

Es imposible sacarle más de cinco o seis palabras.

***

En el regimiento Ranger de Challapata hay siempre un joven recluta que apunta con su fusil al piso, que observa todo muy atento y que sólo a veces da los buenos días.

Augusto, José Luis y Alex entraron aquí a cumplir con el servicio militar obligatorio el pasado junio. Y después les destinaron a un puesto fronterizo a tres horas de distancia. A uno de esos lugares en los que nunca pasa nada hasta que pasa.

Algunos los llaman ya “los héroes del mar”, a pesar de que hasta hace poco ni siquiera conocían el Pacífico y de que no tienen nada que ver con la vieja demanda marítima boliviana. Y otros, como Reina Choque, prefieren no colgarles encima ningún cartel y esperar con calma algún encuentro casual para abrazarlos.

Reina estudió con ellos en el Centro de Educación Alternativa de Challapata y ahora ocupa sola un pupitre vacío, mientras mira como ausente por la ventana. Y no tarda en hacer un recuento fugaz de sus naufragios personales: “Perdí a mi marido, le dieron una paliza. Perdí a mis animales. Aquí han pasado siempre muchas cosas malas”.

“Pero tengo a mis hijos. Son tres, como los soldados”, dice.

Luego, sonríe.

Anuncios
04/03/2013

Estudio realizado por un lingüista: Escritura andina era similar a la egipcia

Aymaras y Quechuas leían de forma circulatoria

Un estudio realizado por un experto indica que los quechuas y aymaras, antes de la llegada de los españoles, tenían una escritura similar a los jeroglíficos egipcios. Una investigación arqueológica y lingüística retomada 73 años después de haberse realizado los primeros hallazgos busca informar sobre sus características.
Ampliación. Según Erbol, el trabajo es realizado actualmente por el doctor en lingüística, Fernando Garcés, quien explicó que el primer descubrimiento de este tipo de escritura en el país fue realizado por el arqueólogo y antropólogo argentino fundador del Museo Arqueológico de la Universidad Mayor de San Simón, Dick Ibarra Grasso, quien descubrió los primeros restos de escritura ideográfica andina en 1940.
“Él vino a Bolivia expresamente, porque tuvo noticias de estos cueros y los recogió en la zona del Lago Titicaca por Copacabana e hizo una publicación en 1953 sobre ellos informando que en el Museo de Tihuanacu y en el Musef, también se encuentran estos cueros. Al igual que en Perú”, informó el experto, quien además explicó que la simbología de estos restos están en quechua y aymara.
El estudio. Garcés explicó que los lingüistas suelen dividir a la escritura en tres grupos: pictográfica, que en realidad representa toda una historia y es un cuadro o una pintura de arte rupestre; ideográfica, donde cada símbolo dibujado representa una idea; y alfabética.
La investigación sobre la escritura ideográfica andina empezó en esta gestión y será lo suficientemente amplia como para “cruzar distintos niveles temporales y espaciales que pensamos nos va a tomar al menos un par de años. Toda la colección de cueros y de discos que se tiene en el Museo es parte de lo que vamos a estudiar”, dijo el estudioso y aclaró que se investigarán componentes lingüísticos, arqueológicos, etnohistóricos, y también se pretende con ella “hacer aproximaciones etnográficas contemporáneas de usos de la escritura, porque hoy en día es bastante común articular la escritura alfabética con la escritura ideográfica mediante las computadoras”.
Garcés explicó además que la escritura ideográfica hallada en lo que hoy es el territorio boliviano en cuero se lee en Boustrophedon, o sea, empezando desde la esquina inferior derecha hacia la izquierda. Al llegar al final de la línea se continúa en la línea superior en el lado en el que ha terminado. En el caso de los discos de barro y de algunos cueros se podía leerde fuera hacia adentro y en sentido contrario a las agujas del reloj.

1940 fue el año en que Dick Ibarra Grasso comenzó con las investigaciones de la escritura ideográfica andina.

13 años después, en 1953, el investigador argentino hizo una publicación del estudio.

“Lo curioso es que por un lado, esta escritura comparte muchos elementos de los procesos escriturarios de otros lugares del mundo, que se encuentran en los anales de la escritura”.

Fernando Garcés / LINGÜISTA

“Queremos sacar las colecciones de bodegas y que la gente disfrute de estos materiales que hasta ahora no se los han expuesto porque fueron recogidos hace mucho tiempo y los tenemos almacenados”.

Wálter Sánchez / DIR. MUSEO ARQUEOLÓGICO UMSS

Otros restos del mismo tipo fueron hallados algunos años después (de 1940), en San Lucas, Chuquisaca, por el artista, Osvaldo Sánchez Terrazas, a quien se le facilitó toda una colección de 12 rezos, en cuero y papel. Además se le dieron
ciertas claves de como poder leer las significaciones de los escritos, mismos que ahora permiten a los investigadores interpretarlos. Esos hallazgos estaban escritos puramente
en quechua.

Fuente: noticiasdeindigenas

12/12/2012

Todo lo que debe saber del 12-12-12 (del día 12 de diciembre de 2012)

Existen tres vibraciones básicas donde el electrón, el protón y el neutrón, permanecen en total equilibrio, bajo las fuerzas eléctricas, magnéticas, gravimétricas y también bajo las leyes de la matemática, la química y la física cuántica, y estas vibraciones y sus frecuencias, son: el color , el sonido y los números.

La alineación planetaria prevista para hoy propiciará cambios bruscos en el Ser Humano, para los cuales hay que estar preparado

Todo, absolutamente todo en la creación, responde a estas tres vibraciones, nada escapa a sus arreglos matriciales armónicos en millones de millones de combinaciones, bajo el espectro del sonido, el espectro del color y el espectro numérico.

Y entonces la cifra 12-12-12, es un código basado en el color, el sonido y los números, y por tanto, contiene los códigos universales, el 12- 12- 12, es un súper número maestro (tiene tres cifras numéricas, con dos dígitos en progresión, en cada una de ellas), y por lo tanto, un increíble detonante energético cósmico, y por si fuera poco, las cifras al sumarlas dígito por dígito, nos dan el numero nueve, y significa: el numero de la maestría sobre la materia, si, sobre la dualidad (nuestra gestación y preparación para la vida, en el vientre materno, lleva también ese numero, el 9), y sabemos también, que aquí en la tridimensionalidad, solo tenemos nueve dígitos básicos, y el nueve es el único que al multiplicarlo por cualquier otro y sumando sus dígito, nos dará como resultado, nuevamente, el numero nueve, y mas aun, si sumamos todos los dígitos de esta fecha, tal y como es, o sea, 12 de diciembre del 2012, la suma nos da el numero once, que es el primer numero de la unicidad, y si observamos, estamos visualizando en estas dos fechas (que es la misma, pero con diferente forma de sumar sus cifras y dígitos), lo que significa numéricamente: un salto cuántico, o sea un salto del nueve al once.

Este día, 12 de diciembre del 2012, se producirán tres eventos cómicos sin precedentes en la historia de la tierra y del ser humano, y son los siguientes:


1.- El Primer Evento: 

Se reactivan los 63,000 lugares sagrados que están aquí en la tierra, y que fueron construidos, por nuestros hermanos de las Pléyades, Sirio y Arcturus, conjuntamente, con nuestros hermanos nativos de las diferentes razas que han existido en la tierra, esto es con el objetivo único, de completar al 100%, la malla cristal crística de quinta dimensión, que sostendrá a la nueva tierra, Gaia, en la quinta dimensión.


Estos lugares sagrados se dividen en tres grupos:

a) Los Nodos (que son los cruces de rejilla de la malla esférica cristal) principales o primarios, solo son dos, aquí en la Tierra; Uno en el hemisferio norte, que se encuentra en Mount Pinacle, Arkansas, Estados Unidos, y que es un inmenso complejos piramidal subterráneo, que abarca casi medio estado de Arkansas, construido desde hace mas de 36,000 anos, en las épocas gloriosas de la lemuria y de la Edad de Oro de la Atlántida, y que consiste de inmensas estructuras piramidales y complejos arquitectónicos monumentales, realizados en tres tipos de elementos: cuarzo, oro y diamante, y que están codificados en base a claves definidas en frecuencias de sonido, color y numero, en espera de ser activados, precisamente este 12 de diciembre de 2012.

El segundo nodo principal, que se encuentra en el hemisferio sur, en las selvas de Brasil, y que es un enorme conglomerado y agrupación de minas de cuarzo, diamante y oro, son las minas mas grandes y extensas de la Tierra, donde existen miles de cuarzos de mas de 100 metros de largo por 20 metros de grosor, diamantes enormes de hasta tres metros de largo y vetas de oro inmensas, de hasta 90 metros de extensión.

b) Los Nodos Secundarios de la Malla Cristica en la Tierra, son las pirámides de Keops, Kefren y Micerino, en Egipto; el complejo piramidal de los Incas en Machu Pichu (Perú); el complejo megalítico de Stonehenge en Amesbury, Inglaterra; las pirámides del Sol y la Luna, en Teotihuacan; la pirámide de Kukulcán, en la zona maya, en Chichen Itza, México; la pirámide de los Nichos, en la zona del Tajin, en Veracruz; la pirámide del adivino, en el complejo maya de Uxmal, la pirámide de Tikal; la pirámide del gran jaguar y su complejo arquitectónico dedicado al Sol, en Guatemala; las estructuras de Marcahuasi, en Perú, la Puerta del Sol de Tiahuanaco, en Bolivia; la pirámide Roja, en Dashur, Egipto; la pirámide acodada en Dahshur, Egipto, y la pirámide de Saqqara en Egipto.

c) Los Nodos Terciarios de la Malla Crística en la Tierra, están conformados por Todos los Santuarios Sagrados, de los Nativos Chamanes y Naguales Hopi, Anasasi, Mayas, Aztecas, Otomi, Cheyenne, Toltecas, Olmecas, Quechuas, Incas, los Nativos de las Islas Polinesias, los Nativos de las islas de Hawai, los Esquimales, etc., etc.


2.- El Segundo Evento:

Por primera vez se activaran de manera definitiva todos los códigos de luz del alma dentro del ADN celular, para de esta forma, reconectar los 10 filamentos latentes en cada ser humano.

Estos códigos fueron desactivados en el ser humano, hace miles de años, en la época de decadencia y oscuridad de la Atlántida, y entonces, con esta activación fotónica celular, que proviene desde el centro de la galaxia, se cumple así, un requisito imprescindible para la llegada de la nueva tierra en el ser humano, que desea por libre albedrío, la ascensión a la quinta dimensión, pues para ascender, tienen que estar codificados, conectados y completos, sus códigos celulares y sus 12 fibras de ADN.

Recuperaremos de este modo lo que nos pertenece por derecho propio: el recuerdo de quienes somos y para que hemos venido aquí, así como las capacidades que nos son inherentes y que son la parte divina que llevamos en nuestro átomo simiente. Pero una cosa es recuperar y otra saber utilizar, pues para las personas que están o que se encuentran en el camino de la unicidad, en su despertar de conciencia, la recuperación de esos recuerdos y capacidades puede representar una bendición, pues ellos llevan años anhelando este momento.

Sin embargo, los que aún continúan anclados en la vieja energía del miedo y de la dualidad del ego, pueden verse inmersos de repente en un profundo caos interior, mental y emocional, con repercusiones físicas inesperadas, como un derrame cerebral o ataques cardiacos, pues la energía fotónica de luz, sacara en segundos por decirlo de alguna manera, a toda energía de miedo y oscuridad que aun este dentro de cada célula del ser humano, que aún permanece anclado a la vieja energía materialista de la dualidad y de su ego.

El Tercer Evento:

Es quizás, el más importante: la compleción en su totalidad, de la malla esférica crística de quinta dimensión, configurada en base a la geometría sagrada siriana, y conformada por los sólidos platónicos de la flor de la vida, que es la matriz geométrica de luz donde se sustenta toda la vida en el universo.

Esta es la Primera ocasión en la vida de la Tierra, en que se gesta otra Tierra alterna, denominada Gaia (coexistiendo con su Tierra tridimensional física), para así sostener, a cada ser humano que desea su ascensión a la quinta dimensión, su salto quántico particular.

Cada ser humano que desea su ascensión o evolución, puede prepararse previamente para este momento en que el llamado Hunab Ku, por los Mayas, o sea, el Sol central galáctico, derrame su energía equilibradora de luz fotónica electrónica, (pasando previamente por Alcione y Sirio, hasta llegar a nuestro Sol), aderezada de múltiples tipos mas de energías secundarias, como los rayos Gamma, los rayos cósmicos, los Taquiones.

Y así, cuando llegue este momentum quántico del 12-12-12, estar preparado para recibirlo con las vestiduras blancas y brillantes de la divinidad en nosotros y empoderar dentro de nuestro ADN, los códigos de activación. Son códigos de una vibración muy alta. Cuanto mas elevada sea la propia vibración durante ese día, mas armónica resultará la entrada de la luz y su anclaje en cada uno de nosotros.

Astrología india: el 12-12-12 es la fecha; no el 21-12-12

Con una data de casi 4.000 años, a partir de escritos de sabio Vyasa, la astrología védica o de la India afirma que, tal como estudiamos el clima antes de planificar un viaje, se puede estudiar en las estrellas el momento oportuno para tomar decisiones determinantes o realizar cambios en la vida.

“La astrología occidental tiene un desfase de 23° en relación a la actual posición de planetas en los signos del zodiaco, pero en la astrología védica cuando se dice que Júpiter hoy está en Tauro, es porque está en Tauro”, explica Ricardo Bravo, director de Oneness Flower y experto en este conocimiento, que aprendió en India con el maestro Sankara Bhagavadpada.

Para los astrólogos vedas, es un completo error la psicosis y profecías apocalípticas creadas en torno al 21 de diciembre, ya que según afirman, será a partir del 12 de diciembre del 2012 cuando se alinearán cinco planetas del sistema solar. “El Sol, la Luna, Mercurio y Venus se encontrarán dentro de la constelación de Escorpio y Júpiter en la de Tauro. Además, estará la influencia de Nodo Norte y Nodo Sur de la Luna, que rigen los eclipses, lo que nos habla de los ciclos espirituales del individuo o la civilización. “Este periodo se abrirá un conocimiento oculto y habrá cuestionamientos profundos y de término de ciclos, ya que Escorpio trae la energía de la muerte, pero en termino de ciclos”.

“Algunas personas recibirán el impacto con mucha energía, otras vivirán posiblemente dificultades, ya que todo depende de nuestra carta natal. Pero no serán tal los días de oscuridad y el resto de las profecías que se han afirmado”, señala Ricardo Bravo.

Fuente: Elsiglo

Etiquetas:
12/12/2012

Mujeres quechuas usan la radio para informar, formar a otras y promover cambios en sus comunidades

Trifonia Tordoya, sus hijas y su nieta, durante la emisión de su ultimo programa / Crédito: Jenny Cartagena

CLIZA, Bolivia, nov (IPS) – “Atispa mana atispa ñawpajman rinanchis tiyan” (“Poder sin poder, tenemos que seguir adelante”, en quechua), dijo como despedida a sus oyentes Ruth Rojas, al cerrar una serie de programas radiales sobre cultura política dirigidos a indígenas bolivianas.

Desde la pequeña cabina de radio Ecológica, en el municipio de Cliza, ubicado en uno de los valles característicos del departamento central de Cochabamba, cuatro mujeres de generaciones diferentes provocan el debate y reflexionan sobre tópicos vinculados a la política y a sus derechos.

Hablan sobre el ejercicio de la democracia, el control social, la equidad de género, la legalidad y temas similares, siempre desde su vivencia como mujeres de esta región.

Experiencias similares se repiten desde otras radios comunitarias, por los valles de esta región de la ladera oriental de la cordillera de Los Andes, eminentemente agrícola y subdividida según su altitud en valle alto, central y bajo.

Por toda Cochabamba, mujeres que no pasaron por escuelas de locución ni producción radial usan las ondas para informar y formar a otras, así como para promover cambios en sus comunidades.

Todas saben por propia experiencia que la radio es el mejor medio para llegar a las mujeres de sus comunidades, a sus hogares, donde es impensable la televisión por falta de electricidad y menos los periódicos por las distancias.

En Bolivia no hay un registro del total de radios comunitarias y sectoriales (mineras, sindicales, campesinas), porque la mayoría tienen escasa cobertura, son artesanales y operan sin licencia. Pero se estima que existen al menos 2.000 de estas radioemisoras.

Su impacto en las localidades rurales y periburbanas a las que alcanzan sus ondas es indiscutible, gracias a su programación en quechua, aymara o guaraní, las tres lenguas más habladas por los 36 grupos etnolingüísticos de Bolivia, donde más de 60 por ciento de sus 10,6 millones de personas se declaran indígenas. Hay áreas donde existen programas bilingües o trilingües.

La red comunitaria más extendida es Educación Radiofónica de Bolivia (Erbol), vinculada a la Iglesia Católica y cuya prioridad es la promoción social.

Durante 21 domingos, Trifonia Tordoya, de 63 años, dirigió un programa de dos horas en vivo y en quechua, junto con sus hijas Ruth y Tania Rojas, maestras de 25 y 30 años respectivamente, y su nieta Madeleine Pereira, de13 años.

El nombre del programa fue ya una declaración de intenciones: “Wakichikuy wasiyuj allin kawsayta tarinapaj” (“A prepararse para el buen vivir”, en quechua).

Tordoya contó en quechua a IPS en los estudios de radio Ecológica, tras concluir el último programa, que este fue fruto de su inquietud por la participación de las mujeres en la organización productiva de su comunidad.

Ella y otras lideresas participaron en el programa “Cultura política y diversidad cultural: Empoderando ciudadanía en poblaciones quechua hablantes de Perú y Bolivia”, que en este país ejecuta la organización no gubernamental Ciudadanía: Comunidad de Estudios Sociales y Acción Pública.

El objetivo del proyecto es el de recuperar sus saberes para promover un diálogo político intercultural y fortalecer una democracia de las mujeres.

Durante tres años, lideresas de 20 organizaciones comunitarias rurales de los valles de habla quechua de Cochabamba trabajaron en la construcción de sus propios conceptos y sus definiciones, a partir de su vivencia.

Finalmente, escogieron 19 elementos, entre ellos: democracia, legitimidad, legalidad, autonomía, derechos, violencia de género, exclusión, discriminación, transparencia, corrupción y justicia, explicó a IPS la coordinadora del programa, Olivia Román.

“No sabíamos qué era exclusión. Nos preguntábamos entre nosotras qué significaba esa palabra que en quechua no existe. Luego, entre todas, construimos una definición para ese concepto”, recordó Tordoya.

Ella asistió a los talleres con su nieta Madeleine, en ese entonces de 10 años, para que le tomara apuntes, porque escribe y lee con dificultad, ya que solo cursó cinco años de educación primaria. Tras ser abandonada por su marido, crió sola a sus seis hijos, gracias al cultivo de una pequeña parcela.

Ninguna definición fue fácil. “¿Género? Eso para nosotras era solo una tela. Habíamos escuchado esas palabras en español, pero no sabíamos exactamente qué querían decir. Así que debatimos y los definimos en quechua”, destacó Norah Claros, otra participante en los talleres.

Decidieron llamarlo “qhari-warmi” (hombre-mujer), porque en la cultura quechua la base es la complementariedad y paridad de los opuestos, y establecieron como su signficado: “Hombres y mujeres tienen los mismos derechos, capacidades y forma de vida, eligiendo y siendo elegidos, ayudándose entre ambos en el trabajo y la vida”.

El siguiente paso fue difundir esos conceptos entre las demás mujeres y promover su ejercicio cotidiano, porque concluyeron que, por desconocimiento de su significado, no son derechos exigidos ni practicados.

Unas participantes plantearon realizar programas radiales; otras, talleres, sociodramas, cuñas radiales, entre otros. Tordoya propuso un programa radial, la iniciativa prosperó con el apoyo de Ciudadanía y decidió involucrar a sus hijas y su nieta mayor.

Las cuatro mujeres de Villa El Carmen, una comunidad campesina de Cliza, manejaron inicialmente un concepto en cada uno de los primeros 15 programas dominicales en vivo. El gran interés de la audiencia impulsó un segundo ciclo de seis.

Las cuatro dijeron a IPS que lograron su objetivo: llegar a los hogares de las comunidades del valle alto e interpelar a las autoridades locales sobre los derechos de las mujeres y el ejercicio de la democracia.

“La audiencia aumentó durante el programa, con mucha participación de la población a través de llamadas telefónicas, así que ampliamos su duración a dos horas y se hizo otro ciclo”, dijo a IPS el director y propietario de la emisora, Roger Araoz.

“Los oyentes llaman y piden que ellas continúen porque explican bien los derechos de las mujeres y hacen críticas positivas a las autoridades”, dijo. La radioemisora integra la red Erbol, llega a toda el área rural del valle alto y está ubicada en el casco urbano de Cliza, a 37 kilómetros de la capital de Cochabamba, de igual nombre.

“La señora Trifonia es conocida y respetada, participaba en otros programas o venía hasta los estudios a plantear problemas de la comunidad, por lo que cuando surgió la oportunidad del programa, le dimos el espacio sin pensar”, expresó Araoz.

Tania y Ruth Rojas coindicen en que el criterio general, no solo en su comunidad, es que las mujeres no saben pensar y no deben participar en política o ser parte de la toma de decisiones, por lo que se sorprenden de que cuatro mujeres hablen con propiedad de esos temas por los micrófonos.

Ambas agradecen a su madre haberlas involucrado en el programa, porque les permitió a ellas mismas saber que tienen derechos y aprender a ejercerlos, lo que antes no tenían claro pese a ser educadoras.

Más importante, sirvió para que muchas mujeres quechuas conozcan esos derechos y los exijan en sus hogares, en sus comunidades y en la sociedad.

Madeleine Pereira asegura que todo lo aprendido en los talleres y en el programa “lo trato de poner en práctica en la escuela y enseño a mis compañeras que tienen derechos”

13/07/2012

La población que se identifica como indígena sube de 18 a 38% y el mestizo baja

Infografía encuesta.

En 2011, el 47% de los encuestados por medio de un estudio de la Fundación UNIR se identificó como mestizo, menos que en 2006 y 2008. En contrapartida, subió de 18 a 38% el número de personas que se identifican como indígenas.

El documento “Percepciones sobre temas clave” refiere que en 2006 el 69% se identificó como mestizo, y en 2008 el 73%. Este cambio es explicado a partir del protagonismo creciente de los pueblos indígenas en la vida social y política, según la Fundación que encargó el trabajo estadístico.

La diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) y presidenta de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado, coincidió en que el efecto del empoderamiento de los sectores antes excluidos se refleja en los datos estadísticos.

La encuesta fue hecha por IPSOS entre agosto y septiembre de 2011, con un nivel de confiabilidad de 95%. Consultó a 2.576 personas distribuidas en las nueve capitales de departamento, la ciudad de El Alto y 12 ciudades intermedias, entre ellas Patacamaya, Caranavi, Quillacollo y Villa Tunari.

El 9% se identificó como blanco. De este total, en Cochabamba está el 16%; en Tarija, 15%; en Pando,10%; y Santa Cruz y La Paz están con 8% cada uno. Para el sociólogo Manuel Castells, “todas las identidades son construidas”.

“Los datos de la encuesta de 2006 indican que un porcentaje muy importante de la población se identificaba simultáneamente como indígena y como mestiza. Es probable que una parte de esas personas, alentadas por la situación sociopolítica del país, haya optado por asumir la identidad indígena por encima de la mestiza”, sostiene UNIR en un comunicado.

El 66% de la población de Pando se definió como mestiza, al igual que el 64% de habitantes de Santa Cruz, siendo los mayores porcentajes en el país. En Potosí y Chuquisaca, un 60% se reconoció quechua; en Cochabamba y Tarija un 16% y 15%, respectivamente, se consideró blanco. El mayor porcentaje de personas que se definió como “otros indígenas” está en Tarija, La Paz, Beni y Oruro.

“Es importante que ahora el boliviano se sienta orgulloso de ser boliviano y de tener esa identidad cultural, el incremento del porcentaje es parte de esa valorización. Los resultados harán historia para las próximas generaciones”, expresó Delgado.

En cuanto a la tolerancia entre los diferentes grupos, el 69% de los quechuas, el 61% de los aymaras, el 64% de los blancos, el 58% de los moxeños y el 58% de “otros indígenas” están dispuestos a trabajar con los mestizos. Blancos y mestizos se muestran menos dispuestos a compartir casa con otros grupos. El valor más reconocido por los bolivianos, según la encuesta, es la colaboración, el respeto y el aprecio.

La estudio también observó que de toda la población que se considera aymara, el más alto índice (45%) se encuentra en La Paz; y del total que se identificó como quechua, la mayoría (60%) está en Potosí y Chuquisaca.

9 de cada 10 creen que en Bolivia se discrimina 

Nueve de cada diez bolivianos perciben que hay discriminación en el país. El 62% atribuye esta situación a la pobreza y el 75% considera que la educación es el mecanismo para enfrentar y eliminar esta problemática. Los datos son producto de la investigación denominada “Percepciones sobre temas clave” de la Fundación UNIR. El 48% de las personas entrevistadas asegura haber sido víctima de discriminación, mientras que el 22% reconoce que alguna vez ejercitó esta conducta.

El trabajo muestra que cerca de la mitad de las personas (46%) considera que en Bolivia existe un alto grado de discriminación, porcentaje que a nivel evolutivo (2008-2011), sin embargo muestra una tendencia hacia la declinación comparada con el año 2008, cuando 82% creía que la discriminación era alta.

Identifican a la educación (75%) como principal mecanismo para erradicar este mal social, seguida por la aprobación de leyes (31%), la sanción a los discriminadores (22%), el diálogo (1%) y mediante la aplicación de todas las anteriores (8%). El 61% cree que es posible eliminar esta problemática.

El 51% confía en la información de los medios

El 51% de la población confía en la información que ofrecen los medios de comunicación social, mientras que el 44% no, porque considera que siguen una línea política. El 4% restante prefirió no emitir criterio, según una encuesta de la Fundación UNIR, hecha por la empresa IPSOS en 2011. La mayoría (76%) de los consultados considera que no hay suficiente libertad de expresión en el país, en especial los jóvenes comprendidos entre 18 y 24 años.

Los motivos de confianza en los medios de comunicación son: porque reflejan la realidad de los hechos (50%), porque intentan ser imparciales (30%), todas las anteriores (21%). En ciudades intermedias hay mayor confianza en los medios de comunicación.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado, sostiene que las noticias difundidas tienen una carga política que debe ser vista como parte de la democracia. “En nuestro país sí hay cargas ideológicas, empezando por los propietarios de los medios de comunicación. Lo cierto es que en Bolivia más del 80% de los medios tiene un propietario privado”, sostuvo la legisladora.

El trabajo muestra que el 48% de la población considera que la televisión es el medio más confiable, el 16% la radio, el 14% la prensa escrita y el 7% la internet. En 2007, la radio era el medio con mayor credibilidad, seguido por la prensa y la televisión. “Esta percepción parece haberse modificado, ahora la televisión es el medio más creíble, posiblemente por la inclusión de algunas redes privadas”, sostiene UNIR.

Otros datos sobre la encuesta

Migración: Permanencia en lugares de origen

El 63% de los entrevistados permanece en su lugar de origen o residencia. El porcentaje de permanencia aumentó en 6% respecto a 2006.

Valoración: Percepción de los indígenas

Los quechuas y aymaras son considerados trabajadores y fuertes, pero también autoritarios. Los guaraníes, honestos y los afrobolivianos, fuertes.

Equidad: Igualdad de oportunidades

Dos tercios de los encuestados percibe que en Bolivia no existe equidad. Ven desigualdad en el acceso al empleo, distribución de riqueza y acceso a la educación.

Conflictos: Por pobreza, necesidades y discriminación

El 76% de los encuestados afirmó que los conflictos en el país se dan por la pobreza, un 66% por la falta de empleo y un 51% por temas de discriminación.

Fuente: La Razón

08/07/2012

Acta de la Independencia en quechua

A la derecha del acta, figura la traducción en quechua.

No mucha gente sabe que en julio de 1816, por la férrea vigencia del idioma quechua en el Noroeste Argentino y en el Alto Perú, la Declaración de Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica se realizó no sólo en castellano, sino también en el idioma de los incas. Otro idioma al cual se tradujo el Acta de Independencia de nuestro país fue el aymara.
En el marco del acto por el 9 de Julio que se realizará mañana en Tucumán, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner llevará a la provincia el Acta de Independencia redactada en quechua.
Se trata de una promesa que hizo la Presidenta el 9 de Julio pasado en la Casa Histórica de Tucumán, según confirmaron a medios tucumanos desde el área de Ceremonial de la vecina provincia.
En este sentido, Nuevo Diario accedió a un documento elaborado por la Fundación del Bicentenario (Tucumán), en el que se explica que la versión parafrástica del Acta de la Independencia, presumiblemente realizada por José Mariano Serrano en su condición de secretario del Congreso, revela características dialectales propias del quechua sur-boliviano, ya que algunos sufijos son específicamente del dialecto denominado cochabambino.
La investigación explica además que el acta original de 1816 desapareció y la que hoy conocemos es una copia que realizó Serrano, criollo quechuahablante poseedor de una sólida competencia en escritura quechua, quien era oriundo de Charcas y que tuvo el raro privilegio de redactar y suscribir el Acta de Independencia de dos países.
De aquella histórica redacción del acta, participaron los diputados santiagueños Pedro Francisco de Uriarte y Pedro León Gallo.

Quechua y “quichua”
La fundación remarca en su trabajo que en Santiago del Estero, a la lengua quechua se la conoce como “la quichua” (en femenino), y es hablado por alrededor de 150.000 personas en 14 de los 27 departamentos en que se divide esta provincia: ellos son Figueroa, Salavina, San Martín, Robles, Silípica, Avellaneda, Loreto, Atamisqui, Sarmiento, Ibarra, Taboada, Moreno, Capital y Jiménez.
Explica además que una significativa cantidad de quichuistas santiagueños se encuentra dispersa a lo largo del país, sobre todo en los grandes centros urbanos de Buenos Aires, especialmente en el partido de La Matanza.
De esta manera, lo anunciado por la Presidenta Kirchner viene a reivindicar la lengua que aún hablan miles de santiagueños.

Fuente: Nuevodiario

18/05/2012

Un toro de metal

PIC_0057 by Fotos Juanqui
PIC_0057, a photo by Fotos Juanqui on Flickr.

16/03/2012

Noticiero en #quechua y #aymara de ATB. No me parece bien el horario, debió ser en ediciones centrales

Este año, la red ATB emprende un nuevo desafío: dar las noticias sobre los hechos más importantes de Bolivia y del mundo en dos idiomas nativos: aymara y quechua.

Es por eso que prepara el lanzamiento de ATB noticias en aymara y ATB noticias en quechua, que serán emitidos a partir del 26 de marzo, de seis a seis y media de la mañana.

El noticiero en aymara será conducido por Julia Cusi y en el caso del programa en versión quechua se confirmará el nombre de la conductora en los próximos días.

A pocos días del estreno, Cusi afina los detalles de su debut en la red ATB. “Es un orgullo conducir un programa en lengua originaria, es una forma de reivindicar a mi cultura”, dice la conductora.

Todavía emocionada y orgullosa, la joven periodista cuenta que incursionó en el mundo de la televisión hace cuatro años. Se encargaba de conducir un noticiero en aymara en el canal 57.

En pro de la identidad

El noticiero en aymara será transmitido en La Paz, Oruro y Potosí. Y ATB noticias en quechua saldrá en Cochabamba.

Con respecto al contenido de ambos noticieros, éstos ofrecerán toda la información de la coyuntura actual del país y de algunos hechos trascendentales en el mundo (política, economía, sociedad y salud, entre otros).

Sin embargo, los noticieros tendrán un plus que será información especializada sobre las provincias y algunos barrios de El Alto.

Según Jaime Iturri, periodista y director nacional de Contenidos de la red ATB, en un futuro estos dos noticieros durarán una hora y comenzarán a las cinco y media de la mañana.

“En el mundo aymara y quechua, la gente se levanta muy temprano. A las seis y media de la mañana ya salen a trabajar y por eso queremos amanecer con ellos”, dice. “Cusi es una mujer de pollera que habla perfectamente aymara. Las dos conductoras son profesionales de primera y son de origen indígena”, comenta Iturri .

Un paso trascendental

Con el objetivo de construir “una televisión para todos”, Iturri explica que el canal decidió abrir un espacio para otros idiomas nativos de la cultura boliviana. “Éste es un paso muy importante en la televisión nacional, porque ATB es líder y vanguardia del país. De alguna manera con esto abriremos un espacio para los otros idiomas que son parte de la bolivianidad”, dice.

Iturri comenta que en la actualidad es indispensable que todo canal de televisión cuente con un programa exclusivo en lengua aymara o quechua para darle un espacio propio a este público que ha sido descuidado por muchos años. “El lenguaje es identidad, es orgullo y es cultura”, termina.

Fuente: http://www.paginasiete.bo/2012-03-16/Cultura/Destacados/30Cul005160312.aspx

17/01/2012

Enseñarán quechua en colegios de Santa Cruz

Aula

De acuerdo con la nueva ley Educativa Avelino Siñani Elizario Pérez se integraría en la enseñanza de lenguas nativas a los estudiantes. Ayer el Director del Servicio Departamental de Educación, Bartolomé Puma, confirmó su aplicación para la presente gestión iniciando con el idioma Quechua en los colegios.

“Su aplicación se dará en los niveles primario y secundario, específicamente en las zonas del Norte Integrado, los Valles cruceños y en algunos barrios de la ciudad, de esta manera se esta dando cumplimiento a la nueva currícula” señalo Puma. El colegio de la Villa Primero de mayo seria uno los primeros colegios donde se aplicaría la enseñaza del idioma. Sin embargo está situación tuvo muchas repercusiones tanto en autoridades como en la misma población.

Autoridad Cruceña. El presidente del Comité Cívico, Herlan Vaca diez señalo que no esta de acuerdo con aplicación de esta enseñanza “Esas lenguas nativas ocupan muchas horas de estudio y su utilidad es muy escasa. En Santa Cruz todos hablamos español donde están tan reducidas las personas que hablan las lenguas nativas”. Señalo que es necesario que se enseñen actividades que ayuden en la vida diaria de los estudiantes, “Aprender hacer queso, a cocinar, a ser electricista y hacer constructor es mejor que aprender Quechua y es mucho más útil para la sociedad” expresó. Educador. El historiador y educador Alcides parejas vertió su opinión respecto a está medida y expresó que todas las lenguas nativas son importantes pero duda de su efectividad a la hora de la practica. Además manifestó que este tipo de decisiones lo deben tomar las autoridades cruceñas.

“Desde que nos hemos convertido en un estado plurinacional, se quiere demostrar a toda costa que hay que enseñar estas leguas, todas las lenguas son importantes sin lugar a dudas pero a la hora de la practica no creo que sea importante la enseñanza. Primero tenemos que decir los cruceños desde la gobernación por ejemplo que es lo que queremos de la educación en el departamento de Santa Cruz eso lo tenemos que decir claro y hasta ahora no lo hemos dicho” expresó además de recalcar que es necesario enseñar sobre las culturas al mismo tiempo que valorarlas.

Fuente: El Mundo

17/01/2012

“Aquí, ser mujer e indígena es lo peor que te puede pasar”

Nada es demasiado obvio

Alrededor de una veintena de mujeres Quechua se reúne cada semana cerca de Urkupiña, localidad perteneciente al departamento de Cochabamba con el único propóstio de desempañar la ventana sobre todo ese imaginario que rodea a la mujer, de desmontar ese corolario que dicen aún no haber aprendido. A unos quince kilometros de allí, donde se cruzan La Beijing con La Simón Lopez surge un jardín de unos cien metros cuadrados donde el colectivo de mujeres libertarias e imillas realiza talleres de historia, concienciación y ritualidad en otro gran número de temas.

Dentro de todo este complejo entramado se definen conceptos, se lucha y se ama, se publica, se historia y se mira de frente a lo que han atendido a llamar feminicidio y ha sido el propio hartazgo de esta situación y su escasa esperanza de cambio la que les ha llevado a tomar caminos basados en la educación no formal. Marisol se declara indígena por encima de todo y es capaz de llevar, entre otras, el peso del colectivo de mujeres libertarias.

“Aquí ser mujer y ser indígena es lo peor que te puede pasar. Lo malo de ser mujer es su condición como tal, por ser indígena estás en contra del progreso”.

El dibujo social en el que se enclava la mujer boliviana viene dado por el contraste de, por un lado lo que allá definen como agringados o personas que desean imitar los estilos de vida (a ojos de) capitalistas y por el otro el de aquellas y aquellos que tienen raíces y se niegan a dejarlas atras.

Dice Marisol que, en la forma de entender el mundo puede estar la comprensión normal de las cosas pero que, primero y más importante debes saber quien eres.

Susana, por ejemplo, es abogada más ella se declara como artesana. Durante todos los días de la semana ayuda y da soporte a mujeres indígenas que han sido objeto de violencia, sea esta del tipo que fuere. En eso, en la definición, es donde están todas ellas, a lo largo de largos talleres en las que unas con otras comparten, dialogan y establecen (en Quechua) todo una serie de conceptos que les ayuden a ser conscientes de a qué tipos de violencia se enfrentan.

“En el dar nombre a todo este tipo de cosas, aún siendo repetitivas con nosotras mismas está el verdadero valor de estos talleres. De más no está pues repetirnos, una y otra vez, todos y cada uno de los tipos de violencia a los que estamos sometidas. Y lo repetiremos tanto como sea necesario pues en nuestra historia está el ser amoratadas y puñeteadas por ser mujer y discriminadas por ser indígenas. Esa mezcla no nos deja crecer”, afirma Aurelia, una de las lideresas que se encuentran en los talleres.

Sin embargo la situación de la mujer se extiende también a la ciudad y la que no viene de comunidad, sin importar a veces edad y/o educación. Así, la prostitución se centra en la mujer joven de ciudad que ha nacido sin familia, leasé por el no reconocimiento de los padres, por horfandad o por, tal y como se denuncia en la oficina jurídica de la mujer, el abandono tras ser el producto de un embarazo por violación. Este intervalo social es el target principal pues son niñas que pasado el periodo dentro de la casa de adopción, donde se les da de comer o, si se portan mal, se les pega, salen de allí con lo que ellas definen como institucionalización. Mujeres que, sin familia, sin amigos o sin un tejido que les ampare y haga de hombro a la hora de construir una vida se ven en la tesitura, sin opción, de lanzarse a la calle en el amplio sentido de la palabra ya sea para la prostitución, para vivir en ella o ambas. Alrededor de un 70% de las personas sin techo en Bolivia son mujeres.

Por otro lado, la presión socio-familiar, la iglesia y demás organismos presentes y opresores desde el prisma del ‘qué dirán’ fuerzan y niegan a la mujer su función social como tal y la posibilidad de lucha por sí mismas en pos de alcanzar la equidad de género y utilizarla como vía de desarrollo.

Ha sido con el gobierno de Evo Morales con el que se han llegado a ciertas reformas que mejoran parcialmente la perspectiva de género en Bolivia. Desde las trasversales con las que se educa hasta la propia participación política de la mujer más sin embargo, se sigue estando lejos de una igualdad real y son reformas que de momento se plasman más como cifras que como realidades.

Así, el choque entre la justicia como tal y la justicia ordinaria campesina, ambas reconocidas dentro del Estado Plurinacional de Bolivia hacen que esa balanza que equilibre los aspectos referentes al género siga descompensada. La mujer sigue siendo más vilipendiada por el propio contraste y recibiendo un trato más lascivo y denigrante debido a las costumbres que aún enmarañan la discriminación positiva de la que es objeto el hombre desde las comunidades siendo de gran importancia teniendo en cuenta que el 60 % de la población boliviana es indígena.

Fuente: periodismohumano