Posts tagged ‘Evo Morales’

19/04/2010

Asunta Salvatierra: Mi origen es indígena, pero soy también campesina. Necesitamos verdadera Reforma Agraria

“NECESITAMOS UNA VERDADERA REFORMA AGRARIA”

“De cada cien personas en mi país,  la mitad no tiene tierras. Nuestro movimiento no cierra puertas sino que las abre a todos los que  quieran participar. Luchamos por la tierra y el territorio para todos”, enfatiza Asunta Salvatierra Domínguez. Joven líder del Movimiento Sin Tierra (MST) de Bolivia, Salvatierra  realiza una gira de cuatro semanas por Suiza,  invitada por E-CHANGER (Intercambiar),   organización de cooperación solidaria que apoya a esa organización contraparte desde 2005.

Con apenas 30 años,  Salvatierra coordina las Mujeres del MST  en los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca y Potosí. Y participa de la dirección de ese movimiento al que ingresó hace una década. “Desde los 15 años empecé a militar  por la  causa de la tierra y la defensa del territorio. Al inicio no fue fácil, me discriminaron. Pero ahora ya soy respetada y mis compañeros me brindan toda su confianza”, explica con cierto orgullo.

P ¿De Cochabamba a Friburgo, de Bolivia a Suiza. Un largo viaje y dos realidades muy diferentes?

Asunta Salvatierra: Así es. Hace cerca de seis meses que lo empezamos a preparar con la voluntaria suiza Mathilde Defferrard que nos apoya en la actualidad. Me siento muy feliz de estar aquí. Sería imposible para mí como mujer indígena llegar como turista y conocer este  continente tan distante y diverso.

P: ¿Cuáles son sus primeras impresiones?

AS: Descubro otro mundo. Todo es tan diferente. Mucho orden. Lo único que me pone un poco triste es no entender el idioma. Ahora comprendo muy bien lo difícil que debe ser para las voluntarias de Suiza llegar a trabajar con nosotras, quienes hablamos sobre todo el quechua. Para ellas también nuestra realidad es otro mundo. Un gran cambio cultural. Lo estoy experimentando yo misma ahora. Es una reflexión que voy a transmitir a mis compañeras al regreso.

INDIGENAS Y CAMPESINAS

P: Hace mención al idioma quechua. ¿Se considera más indígena o campesina?

AS: Mi origen es indígena. Pero soy también campesina. Nuestra vida es la agricultura y somos las dos cosas. Aquí en Suiza escuché el término *campesinado*. En Bolivia lo usábamos antes. Ahora en la nueva Constitución Política del Estado que fue aprobada durante el Gobierno de Evo Morales,  se habla de “indígenas y campesinos” como una unidad. Incluso, también, de campesinos originarios o pueblos originarios. Un término más largo pero que indica un concepto único.

P: Acaba de introducir el tema de la coyuntura política boliviana… ¿Cómo ve el MST la situación actual? ¿Cómo se sitúan con respecto al Gobierno?

AS: La familia sin tierra estuvo muy feliz cuando ganó un presidente indígena. Era una esperanza muy grande. Y en realidad se dieron bastantes logros: la recuperación de los recursos naturales;  de los hidrocarburos; bonos para la tercera edad; apoyo a los niños estudiantes; sostén a las mujeres y a las madres embarazadas con derecho a la asistencia médica gratuita, etc.

Todo eso es un avance general. Pero nos faltan mejorías en la entrega de tierras y la defensa del territorio. El Gobierno ha redistribuido poco. Nosotros hemos recibido un asentamiento de 7000 hectáreas para 100 familias, en el Beni, pero en una región de inundaciones. Ahora no podemos trabajar porque hay medio metro de agua en los campos y la gente no puede cultivar con el agua hasta la cintura. Sentimos que es necesario agilizar la dotación (entrega) de parcelas. Somos miles y miles sin tierra en Bolivia que  seguimos esperando y exigiendo…

SOBERANIA ALIMENTARIA

P: ¿Y cómo piensan que debería gestionar este tema el Gobierno?

AS: Debe hacer una nueva reforma agraria, de verdad, que favorezca a todas y todos los que necesitamos la tierra. Según nuestra tradición y costumbres, debería ser una distribución comunitaria. Todos comemos juntos y trabajamos también juntos. Esta modalidad colectiva nos permitiría proteger mucho mejor a la madre tierra.  Sin semillas transgénicas, ni abonos, ni desinfectantes químicos. Promoviendo realmente la seguridad y  la soberanía alimentaria.

P: ¿Qué significan para ustedes esas dos palabras?

AS: Algo que hasta ahora no logramos alcanzar.  Tenemos tierras pequeñas que no producen lo suficiente. Y no nos resulta suficiente ni para una alimentación equilibrada ni para tener un excedente que permita mandar a estudiar a nuestros hijos. Queremos empezar a pensar en ellos, en su futuro, e incluso en la calidad de vida de nuestros nietos.

P: Habla siempre de tierra y territorio…

AS: Claro. La tierra es lo que cultivamos, hasta donde llega el arado. El territorio es más amplio: los recursos naturales; los vegetales y los animales: el medio ambiente correspondiente. En quechua tenemos tres palabras para representar estos conceptos.

NUEVOS DESAFÍOS PARA LA MUJERES

P: ¿Es difícil llegar a ser dirigente social siendo mujer?

AS: Al principio no fue fácil. No me consideraban, me subestimaban. Pero luego fui ganando un espacio. Éramos dos mujeres que exigimos la participación activa.

Ahora hay reconocimiento. Y otras van llegando a puestos de responsabilidad. Nos ayudó, también, la nueva realidad política boliviana con el actual Gobierno. Hay mujeres que son ministras, parlamentarias, dirigentes…

P: ¿Es normal, para las mujeres, participar en el movimiento?

AS: No. Por eso estaba muy contenta cuando en el último encuentro departamental de las sin tierra fuimos 63 que representamos a miles de compañeras. La mujer boliviana tiene mucho trabajo. Y no es fácil que pueda dedicar los fines de semana o las noches para eventos y reuniones. Sigue habiendo mucho machismo. Por eso peleamos también al interior de la familia para lograr la igualdad en la pareja. Por el momento son pocos los hombres que ayudan en las tareas del hogar. Pero estoy convencida que en algunos años más una gran mayoría va  a poder participar.

P: El MST/mujeres ha recibido cooperación y voluntarias provenientes de Suiza…

AS: Comenzó con un apoyo material de las Mujeres Católicas Suizas para huertos colectivos.  Luego recibimos a Veronique Blech,  una primera voluntaria de

E-CHANGER. Constituyó un aporte muy valioso para la capacitación. Me obligó a ejercitar el español que casi no hablaba hasta entonces. Aprendimos a usar la computadora, aunque al principio pensé que eso era sólo para especialistas. Ahora puedo entrar a Internet; mandar correos electrónicos; formular y redactar proyectos.

Desde hace más de un año contamos con el apoyo de otra voluntaria suiza, la socióloga Matilde Defferrard, con quien organizamos y preparamos este viaje a Suiza. Es un importante refuerzo institucional y para la formación. Hemos cuidado a nuestras voluntarias como flores y ese intercambio humano sigue siendo  un gran aprendizaje y aporte mutuo.  Recientemente SOLIFONDS  nos acordó un proyecto para el Asentamiento “Tierra Nueva” que estamos construyendo.  También Caritas de Milán, Italia, nos sostiene.

El apoyo del Gobierno boliviano a la familia sin tierra ha sido hasta ahora mínimo y por eso la solidaridad de afuera juega un papel muy trascendente.

Hemos recibido estos últimos años una solidaridad transparente. Y ha sido esencial para capacitarnos y formar a otras mujeres en temas esenciales para nosotras, como el de la tierra y el territorio. Ha sido esencial para nuestro avance en tanto mujeres y como movimiento.

P: ¿Una reflexión final?

AS: Dos temas después de estos primeros días de mi visita a Europa. Yo pensaba que el tema de la tierra era sólo  importante para nosotros, las y los bolivianos, las y los latinoamericanos. Pero visitando una granja de producción biológica en Ginebra, me di cuenta que también es una cuestión muy importante en Suiza. Con la diferencia que nosotros, en Bolivia, tenemos muchas reservas fiscales y por eso exigimos una redistribución, una reforma agraria verdadera.

Otra experiencia que me conmovió. En Zürich, pude hablar, incluso en quechua,  con compatriotas inmigrantes, por las ondas comunitarias de la  Radio Lora. No me imaginaba que tendría esa posibilidad. Me puso muy feliz. Hasta 2005 el objetivo de miles de bolivianas y bolivianos era emigrar buscando un mundo nuevo en España y otros países. Como MST queremos decirles: ¡basta de emigración! Sería hermoso que los que emigraron por motivos económicos regresen. Y podamos recuperar nuestras tierras para trabajarlas todos y todas juntos.

Autor: Sergio Ferrari, colaboración E-CHANGER

15/04/2010

Coca Colla es energizante de los bolivianos

Yachaykuna.- Jueves 15 de abril de 2010, Bolivia lanza al mundo uno de los productos energizantes denominada Coca Colla elaborado a base de la hoja milenaria de coca, iniciando su comercialización en las ciudades de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, Tiwanaku.

La Agencia de Noticias AFP, tituló en su nota “Comienza a venderse en Bolivia bebida energizante ´Coca Colla´.

Y detalla lo siguiente: La iniciativa privada cuenta con el apoyo del gobierno del presidente Evo Morales, quien forjó su liderazgo como dirigente de los cultivadores de coca en la zona del Chapare.

Una empresa privada ligada a cultivadores de la hoja de coca comenzó este jueves en Bolivia a distribuir la bebida “Coca Colla”, fabricada a base de la milenaria planta, informó el ministro boliviano de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez.

La iniciativa privada cuenta con el apoyo del gobierno del presidente Evo Morales, quien forjó su liderazgo como dirigente de los cultivadores de coca en la zona del Chapare, en el centro del país.

“Esta es una iniciativa privada que se está trabajando para ser una alternativa de producción en Bolivia, es una iniciativa muy saludable, porque tiene que ver con la industrialización y comercialización de la hoja de coca”, afirmó el viceministro Vásquez, durante un acto público realizado en La Paz.

La “Coca Colla” es distribuida como “energizante” en botellas de plástico de medio litro, a un precio de 10 bolivianos (1,4 dólares) por unidad.

Este lunes -de acuerdo al reporte- comenzaron a distribuirse en mercados al menudeo unas 12.000 botellas.

Bolivia cuenta -según datos de las Naciones Unidas- con más de 30.500 hectáreas de coca, mientras una ley local establece que sólo son consideradas legales unas 12.000 para usos tradicionales, como masticación, infusión y rituales religiosos andinos.

El gobierno de Morales anunció varias veces su intención de desarrollar políticas de industrialización de la coca excedente, para evitar su uso en la fabricación de cocaína, aunque los planes van lentos.

El Portal digital, http://peru21.pe, con el título “La hoja de coca es cola en Bolivia”, hace una caracterización de embase de Coca Colla como “una botella de medio litro puede costar un dólar con 50 centavos (10 bolivianos), es de color ambar y el nombre rememora una de las poblaciones que cultivan el insumo”, dijo Victor Ledezma, gerente general de Coca Colla, la firma que produce la bebida.

La agencia AP, indica que “el nombre Coca Colla fue elegido por los campesinos, en alusión a la hoja de coca y a los habitantes de la parte andina de Bolivia que reciben el apelativo de ‘collas’”.

Lo que es y lo que puede significar:

Para desarrollar este apartado, se presenta algunos extractos de una publicación titulada “Coca Colla, lo verdadero” en http://www.rebelion.org/ por Nikolas Kozloff, traducido por Christine Lewis Carroll.

“Coca-Cola nos robó el nombre de nuestra hoja de coca además de acaparar el mercado mundial”, dice Julio Salazar, Secretario General de la Federación boliviana de Cultivadores de Coca y Senador por el partido Movimiento hacia el Socialismo de Evo Morales (conocido por su acrónimo en español MAS). “Ya ha llegado el momento de que los verdaderos propietarios de este recurso natural se beneficien de la industrialización de nuestra coca”, añadió.

La hoja de coca, que lleva cultivándose desde hace 4.000 años, se suele masticar junto con una pasta amarga de ceniza de madera con el fin de resaltar sus propiedades estimulantes, que son suaves y similares a la cafeína o nicotina. En su estado puro, la coca sirve para alejar el hambre y contrarresta los efectos de la altitud. Muchos campesinos pobres ganan su sustento cultivando la hoja, y la coca se ha utilizado durante milenios en la cocina, en los remedios tradicionales y en las ceremonias religiosas.

De hecho, para los indios andinos, la hoja de coca está estrechamente ligada al mundo espiritual. Empiezan las ofrendas a Pachamama, la Madre Tierra, en agosto para espantar los espíritus malévolos de la temporada seca y para estimular una buena cosecha. Las ofrendas consisten en fetos de llama, dulces de varios colores, hoja de coca y otras hierbas. El yatiri, o sacerdote indígena, quema las ofrendas en una hoguera mientras murmura oraciones a los achachilas, los dioses que habitan en las montañas.

El debate sobre la coca

La diplomacia entre el presidente boliviano y las Naciones Unidas no sorprende si recordamos que Morales empezó su gobierno en enero 2006 con la promesa de poner fin a la erradicación forzosa de la coca. De hecho, el altercado más reciente en las Naciones Unidas es el último de otros contratiempos diplomáticos: en septiembre 2008, Bolivia expulsó al embajador estadounidense Phil Goldberg, acusándolo de “conspiración”. Poco tiempo después, Morales suspendió la colaboración oficial con la DEA.

Devolviendo el golpe, el gobierno de Bush suspendió la participación de Bolivia en un programa de exención de impuestos para las naciones andinas, afirmando que Morales no cooperaba suficientemente en la guerra contra la droga. El dirigente boliviano rechazó esta aseveración al hacer referencia a la estadística de las Naciones Unidas que indica que su gobierno ha hecho más que los aliados de Washington, Colombia y Perú, en aprehender los envíos de cocaína. En efecto, las autoridades locales declaran que han confiscado toneladas de cocaína y destruido muchos laboratorios de droga.

Es difícil divisar una salida, dado que la Casa Blanca de Obama no parece muy interesada en dar marcha atrás en la política extranjera de los primeros años de Bush. De hecho, Washington dice que Morales no hace lo suficiente para impedir el tráfico de drogas y ha continuado excluyendo a Bolivia del programa de exención de impuestos.

“Un negro excluido puede excluir a un indio”, declaró Morales. “Los llamados indios y negros han sido históricamente los más excluidos, los más marginados”, añadió Morales. “Si quiere excluirnos, que lo haga, no nos importa.” En otro asalto del debate, Morales expulsó recientemente al diplomático Francisco Martínez, también por conspiración.

14/04/2010

Servidores públicos de Bolivia aprenderán un idioma nativo como el quechua

Yachaykuna (Recuperado EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo hoy que jefes militares y policías, además de otros funcionarios del Estado, deberán aprender de forma obligada idiomas nativos como el aimara, quechua y guaraní para mejorar sus servicios al pueblo.

Morales formuló este pedido durante la presentación en La Paz del programa académico de la nueva Escuela de Gestión Pública para formar a “servidores” públicos, que funcionará con la ayuda del Gobierno de Francia, cuyo embajador Antoine Grassin, estuvo presente en el acto.

El presidente boliviano subrayó que los cursos de idiomas nativos deben ser de carácter obligatorio y anunció que su Gobierno planificará el plazo para que quienes “no hablen aimara, quechua o guaraní tengan un tiempo limitado (para aprender esas lenguas), incluidos los comandantes de la Policía y de las Fuerzas Armadas”.

El mandatario dijo que si un comandante de las fuerzas de seguridad habla cualquiera de esos idiomas ayudará a bajar la tensión en los conflictos en los que haya grupos indígenas implicados.

Morales también expresó su deseo de cambiar el término de “ministro” por el de “servidor” con un verdadero cambio de conciencia para que los funcionarios públicos “trabajen al servicio de la nación”.

Sostuvo que de esa forma los trabajadores de entidades o de empresas estatales no serán solamente funcionarios preocupados por sus horarios o que solo esperando el pago por sus salarios, sino servidores que contribuyen al desarrollo nacional.

14/04/2010

Ministro de Gobierno presenta pruebas al Senado sobre separatismo y magnicidio a presidente Morales

Yahaykuna (Recuperado de senadoplurinacionalmas-ipsp.blogspot.com).- El Ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, informó que la declaración informativa de Marco Monasterio, secretario de Cámara de la Corte Departamental Electoral de Santa Cruz, ante el Ministerio Público, reveló que la logia Caballeros del Oriente creó una Unidad de Seguridad de enlace de la cúpula con el grupo de Eduardo Rozsa Flores y sus mercenarios.

La información se hizo público con el informe oral que presentó el Ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, a la Cámara de Senadores, a petición de la Comisión de Fuerzas Armadas, Policía Nacional y Seguridad del Estado,  sobre las detenciones realizadas en el departamento de Santa Cruz, por las investigaciones que se realizan en el caso terrorismo.

Monasterio y otros sindicados en terrorismo separatista a la cabeza de Eduardo Rozsa, fueron aprehendidos en la ciudad de Santa Cruz el pasado 5 de abril.

El Ministro de Gobierno, dio lectura algunos pasajes de la declaración informativa que hizo Monasterio a la fiscalía, donde el implicado revela que él es miembro de la logia Caballeros del Oriente de Santa Cruz.

“En lo relativo a Eduardo Rozsa, debo manifestar que esta persona le fue presentada por Alejandro Melgar, quien formaba parte de una Unidad de la logia Caballeros del Oriente, de la cual yo era integrante”, dijo Monasterio.

La Unidad de Seguridad “fue creada en la logia Caballeros del Oriente, el mes de diciembre del 2008, luego de las amenazas de avasallamiento por parte de campesinos e indígenas, que amenazaban con tomar la ciudad de Santa Cruz, con la finalidad de dar lineamientos en materia de defensa de Santa Cruz”, dijo.

Los que componían esta Unidad de Seguridad fueron: Alejandro Melgar Pereira que era Director de la Unidad, Adolfo Gandarrillas, jefe de Educación Cooperativa, funcionario de COTAS, Esvonco Mackovic Rivera que convocaba a las reuniones, Juan Kudelka, Mario Valenzuela Antelo, Leonardo Fley Balboa, Hugo Vásquez (de COTAS), Héctor Laguna, Renato Leygue, “Perico” Valdomar y otros.

Los miembros de la cúpula de la logia Caballeros del Oriente eran: Castelo Alerdín ex presidente de COTAS, Chaco Paz, esposo de la dueña de la pastelería Caramel, jubilado de la CRE y el tercero un miembro de la misma logia.

Declaración textual de Mario Monasterio a la fiscalía, leida por Ministro Sacha Llorentí.

P. ¿Cuáles eran las funciones de la Unidad de Seguridad de Caballeros del Oriente?

R. Tenía que brindar apoyo logístico al grupo de Eduardo Rozsa que se hizo conocer a través de Alejandro Melgar.

Estas reuniones de preparación se dieron en febrero y en abril “se organiza el atentado contra la vivienda del cardenal Terrazas, que fue el elemento clave para descubrir y desarticular este grupo terrorista”, dijo Llorenti.

P. ¿Cómo se operativizaba esto?

R. Teniendo a los miembros de la logia en cargos jerárquicos de las instituciones CAINCO, FEXPOCRUZ, Colegio Médico, Colegio de Abogados, CAO, CADEX, Federación de Profesionales son las que yo sé.

P. Diga Ud a las personas que componen la logia Caballeros del Oriente.

R. Un miembro de los Caballeros del Oriente, son más de 300 miembros, entre ellos están el señor Rubén Costas Aguilera, Pablo Humberto Costas Aguilera, Luis Orlando Justiniano, Alejandro Melgar, todos los miembros de la Unidad, Juan Carlos Valverde, Lorgio Fley, Roly Aguilera, Oscar Castedo, Luis Hurtado, Gueyder Salas, Victor Hugo Parada, Jorge Fanquis, Mario Herrera, Guido Nayar Parada, Branko Marincovic, Eduardo Paz, Mauricio Roca, Esvonco Macovic Fley, su hijo.

P. ¿Este grupo o Alejandro Melgar les hicieron la entrega de trabajos de planificación u otros para su revisión o consideración por defensa de Santa Cruz?

R. Lo que recuerdo es que tres personas se ofrecieron a ayudar a Eduardo Rozsa hacer presentación en Power Point sobre la defensa de Sana Cruz, entre ellos se encontraba Esvonco hijo, Hugo Vasquez y el tercero era Chiqui Laguna, no recuerdo bien pero trabajaron junto a Eduardo Rozsa para la presentación de Power Point.

P. ¿Uds hacían algún tipo de informe?

R. El Director de Unidad hacía un informe semanal al Consejo Directivo de la logia, que estaba conformada por los directivos de las unidades y la cúpula, además quiero manifestar que la logia tenía siete grados y por grados se les van asignando responsabilidades, lo que sé es que Alejandro Melgar era de quinto grado.

P. ¿Conoce quiénes eran los asesores militares del grupo Rozsa?

R. Por información prestada por Alejandro Melgar estaba conformado por el general Gary Prado, por el general Lucio Añez, seguramente ellos tenían que planificar las estrategias del grupo, imagino que eso era su oficio, además quiero aclarar que a ellos nunca los vi en las reuniones que sostuvimos.

P. ¿Se les explicó de las necesidades de contar con almacenes en distintos lugares en Santa Cruz?

R. Si, en la primera reunión en Fegasacruz ( Minsitro dice: muchas de la fotografías que hemos visto son de las instalaciones), Eduardo Rozsa nos pidió que ubiquemos puntos estratégicos alejados de la ciudad para almacenar gasolina, armas y otros insumos, particularmente nunca le di información referida, puesto que yo no tengo casa, propiedades ni terreno.

P. ¿Cómo financiaba la Torre al grupo Rozsa?

R. Alejandro Melgar nos comentaba que Luis Orlando Justiniano no le quería darle dinero para mantención de esas personas en Santa Cruz, por ello me percaté que la Torre le daba dinero a Alejandro para el sostenimiento de este grupo.

P. (Llorenti dice: Se pregunta si esta persona conocía algún plan para matar a Presidente del Estado).

R. Si, una vez Alejandro nos comentó a la Unidad que el grupo de Rozsa tenía un plan para matarlo al Presidente, pero en realidad nunca nos mostraron el plan, algo que parecía ser no serio, pero nos dijo que se requería para el efecto contar con nueve hombres, pero que solamente tenían seis, era urgente conseguir una casa en alquiler porque necesitaban algún lugar donde hacer sus actividades, pero nunca se consiguió eso.

06/04/2010

Coca Colla, lo verdadero

Bolivia (Recupearado de rebelion.org).- El pueblo indígena de la nación andina está resentido desde hace mucho tiempo por la usurpación del nombre de su hoja de coca sagrada por parte de la compañía de bebidas estadounidense. Recientemente, el gobierno de Evo Morales anunció que apoyaría un plan para producir un refresco a base de coca que competiría con su homólogo efervescente estadounidense.

Todavía no está claro si la nueva bebida será auspiciada por una compañía privada, por una empresa estatal, o por algún tipo de sociedad conjunta privada y estatal. La nueva bebida se llamará Coca Colla por su relación con la historia antigua: en Bolivia, los quechuas, aymaras y otros pueblos indígenas que descendieron de los incas se conocen como collas.

En una operación que sin duda exasperará a Coca-Cola, portavoces bolivianos han dicho que Coca Colla exhibirá el brochazo negro característico y una etiqueta roja similar a la insignia clásica de Coca-Cola. También se dice que el líquido de Coca Colla es de color negro, como la Coca-Cola, y podría comercializarse tan pronto como abril.

“Coca-Cola nos robó el nombre de nuestra hoja de coca además de acaparar el mercado mundial”, dice Julio Salazar, Secretario General de la Federación boliviana de Cultivadores de Coca y Senador por el partido Movimiento hacia el Socialismo de Evo Morales (conocido por su acrónimo en español MAS). “Ya ha llegado el momento de que los verdaderos propietarios de este recurso natural se beneficien de la industrialización de nuestra coca”, añadió.

A los bolivianos les gustaría tumbar el estigma negativo asociado a la hoja de coca. Morales, un indio aymara, dice que la coca en su estado natural no daña la salud humana y que la investigación científica ha demostrado que la planta es “saludable”. Cuando los traficantes de droga convierten la coca en cocaína, dice Morales, cambian la composición química de la planta.

El presidente boliviano condena tales prácticas y recomienda los usos comerciales de la hoja de coca. La nueva constitución de Bolivia, redactado por el partido MAS gobernante, reconoce que en Bolivia, la coca es “patrimonio cultural, un recurso natural y renovable de biodiversidad y un factor de cohesión social” y añade que la hoja de coca no es un narcótico en su estado natural.

La hoja de coca, que lleva cultivándose desde hace 4.000 años, se suele masticar junto con una pasta amarga de ceniza de madera con el fin de resaltar sus propiedades estimulantes, que son suaves y similares a la cafeína o nicotina. En su estado puro, la coca sirve para alejar el hambre y contrarresta los efectos de la altitud. Muchos campesinos pobres ganan su sustento cultivando la hoja, y la coca se ha utilizado durante milenios en la cocina, en los remedios tradicionales y en las ceremonias religiosas.

De hecho, para los indios andinos, la hoja de coca está estrechamente ligada al mundo espiritual. Empiezan las ofrendas a Pachamama, la Madre Tierra, en agosto para espantar los espíritus malévolos de la temporada seca y para estimular una buena cosecha. Las ofrendas consisten en fetos de llama, dulces de varios colores, hoja de coca y otras hierbas. El yatiri, o sacerdote indígena, quema las ofrendas en una hoguera mientras murmura oraciones a los achachilas, los dioses que habitan en las montañas.

Los poderes reconstituyentes del vino de coca

Aunque el lanzamiento de Coca Colla puede haber tomado por sorpresa al Director de Coca-Cola, no es la primera vez que se ha incorporado la hoja de coca a una bebida comercial. Cuando estuve en La Paz con motivo de la investigación de mi último libro Revolution! South America and the Rise of the New Left (Palgrave-Macmillan), visité el museo de coca de la ciudad donde me enteré de la existencia del vino de coca, llamado Mariani. El vino fue comercializado en Europa en 1863 por el químico y empresario corso Angelo Mariani. El comerciante estimuló la aparición de imitadores, tales como John Styth Pemberton, un empresario de Atlanta que lanzó su propio vino de coca. Más tarde, el estadounidense creó un jarabe que sirvió de prototipo para Coca-Cola.

Después de recoger información sobre los Incas y su amor por la coca, Mariani se dedicó a la horticultura y empezó a cultivar la sagrada hoja andina en su casa. Ingeniosamente, envió muestras de su nuevo vino a gente famosa por todo el mundo con el objetivo de buscar su respaldo.

Y la apuesta de Mariani dio resultado: el comerciante recibió elogios de Emile Zola, Thomas Edison, Buffalo Bill Cody y hasta del Presidente estadounidense William McKinley, de la Reina Victoria y de tres Papas. En 1885, cuando Ulysses Grant moría de cáncer de garganta, bebió vino de coca y se dice que ayudó a aliviar sus dolores.

“Vin Mariani es el reconstituyente por excelencia”, cacareó el periódico le Figaro en 1877. “Es el rey de los remedios contra la anemia… Es una tónica que aumenta la secreción de jugos gástricos, estimula el apetito… Vin Mariani tiene la rara ventaja de estimular tanto las actividades musculares como cerebrales”.

“¿Y exactamente cuánto reconstituyente contenía Mariani? pregunta Mark Prendergast, autor de For God, Country, and Coca-Cola: The Definitive History of the Great American Soft Drink and the Company That Makes It (Por Dios, la Patria, y Coca-Cola: la historia definitiva del gran refresco estadounidense y la compañía que lo fabrica). “Afortunadamente”, comenta “podemos aventurar un cálculo bastante aproximado, ya que un químico que ha estudiado diversos vinos de coca informó en 1886 que Vin Mariani contenía 0,12 gramos de cocaína por onza líquida. La dosificación de la etiqueta indicaba ‘una copa llena’ antes y después de cada comida (media copa para los niños). Suponiendo que en la copa cabe seis onzas líquidas, tres copas diarias equivaldrían a una botella llena de 18 onzas, ó 2,16 gramos de cocaína por día, suficiente para alegrar a cualquiera”.

De los licores de coca a la pasta de coca

Siguiendo los pasos de Mariani, parece que las naciones andinas han investigado el mercado con el fin de comercializar otros tipos de bebidas alcohólicas de coca, por ejemplo, Cervecería Peruana, que proyecta exportar una cerveza de coca a países como China y Sudáfrica. Se llama Apu, una palabra mágica que significa dios, poder y riqueza en quechua.

Otra compañía de bebidas boliviana lanzó recientemente un whisky de coca. Se llama Ajayu, que significa alma o espíritu en aymara, y contiene 32% de alcohol. Según el productor de Ajayu, el whisky conserva todas las cualidades esenciales de la coca, “incluyendo más calcio que la leche, más hierro que las espinacas y más fósforo que el pescado”.

Los que apoyan el Ajayu esperan que llegue a ser la marca emblemática de Bolivia, de manera similar a la tequila en Méjico. Cada botella de Ajayu contiene 25 gramos de coca, y los productores de la marca esperan exportar la bebida a Cuba o Venezuela.

Históricamente, Mariani abrió el camino para el uso de la hoja de coca no sólo en bebidas, sino también en otros productos como los concentrados de fruta y el té, y se comercializaron grageas dirigidas a cantantes, profesores y otras profesiones que necesitaran tener la garganta en buenas condiciones. Hoy en día, las compañías bolivianas han seguido los pasos de Mariani y utilizan la coca para hacer tés, jarabes, pasta de dientes, licores, caramelos y repostería. En un restaurante italiano en La Paz, los comensales pueden pedir espaguetis de coca hechos de una mezcla de harina de trigo y hoja de coca.

Coca Colla y el orgullo étnico

Aunque la promoción por parte de Bolivia de Coca Colla puede hacer sonreír a algunos, la operación podría contribuir al deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y Bolivia. Durante años, los pueblos indígenas de Bolivia han afrontado la guerra contra los narcóticos alimentada por los Estados Unidos que demonizaba la hoja de coca. Para desairar a Washington, los cultivadores de coca de la región de Chapare proyectaron Coca Colla, y ahora es Evo Morales, antiguo cultivador de coca de Chapare, quien ha adoptado el nacionalismo de la coca como grito cultural y político [see my chapter on coca nationalism in my book].

Cuando habla en público, Morales lleva una guirnalda de hojas de coca al cuello y un sombrero de paja adornado con más hojas de coca. Morales afirma que los Estados Unidos buscan intervenir en países latinoamericanos mediante el recrudecimiento de la guerra contra la droga. Alega que la política de Washington no es más que “un gran instrumento imperialista destinado al control geopolítico”. El presidente boliviano argumenta que la única manera de eliminar el tráfico de drogas es cortar la demanda.

Morales solicitó recientemente, provocando el levantamiento de cejas en Washington, la eliminación de la hoja de coca de la lista de sustancias prohibidas al amparo de la convención antinarcóticos de 1961 de las Naciones Unidas. En particular, Bolivia quiere modificar dos párrafos del Artículo 49 que prohíben masticar la hoja de coca. Morales masticó hoja de coca durante una sesión de las Naciones Unidas en Viena para demostrar que no es perjudicial. Por supuesto, el Gobierno de Obama anunció su oposición a la propuesta de Morales el día siguiente.

El debate sobre la coca

La diplomacia entre el presidente boliviano y las Naciones Unidas no sorprende si recordamos que Morales empezó su gobierno en enero 2006 con la promesa de poner fin a la erradicación forzosa de la coca. De hecho, el altercado más reciente en las Naciones Unidas es el último de otros contratiempos diplomáticos: en septiembre 2008, Bolivia expulsó al embajador estadounidense Phil Goldberg, acusándolo de “conspiración”. Poco tiempo después, Morales suspendió la colaboración oficial con la DEA.

Devolviendo el golpe, el gobierno de Bush suspendió la participación de Bolivia en un programa de exención de impuestos para las naciones andinas, afirmando que Morales no cooperaba suficientemente en la guerra contra la droga. El dirigente boliviano rechazó esta aseveración al hacer referencia a la estadística de las Naciones Unidas que indica que su gobierno ha hecho más que los aliados de Washington, Colombia y Perú, en aprehender los envíos de cocaína. En efecto, las autoridades locales declaran que han confiscado toneladas de cocaína y destruido muchos laboratorios de droga.

Es difícil divisar una salida, dado que la Casa Blanca de Obama no parece muy interesada en dar marcha atrás en la política extranjera de los primeros años de Bush. De hecho, Washington dice que Morales no hace lo suficiente para impedir el tráfico de drogas y ha continuado excluyendo a Bolivia del programa de exención de impuestos.

“Un negro excluido puede excluir a un indio”, declaró Morales. “Los llamados indios y negros han sido históricamente los más excluidos, los más marginados”, añadió Morales. “Si quiere excluirnos, que lo haga, no nos importa.” En otro asalto del debate, Morales expulsó recientemente al diplomático Francisco Martínez, también por conspiración.

Incremento en el cultivo de Coca Colla

Bromas aparte, el embrollo de Coca Colla aún puede dar una vuelta diplomática de tuerca más. Como su vecino Perú, Bolivia permite el cultivo limitado de coca para uso en cocina, medicina tradicional y ritos religiosos. Pero si la Coca Colla sale adelante, Bolivia tendrá que cultivar más coca, tensando las relaciones con Estados Unidos.

Bajo el derecho boliviano, se puede cultivar hasta 30.000 acres de tierra con coca, pero Morales quiere aumentar esta cantidad hasta casi 50.000 para incrementar la comercialización de la hoja. Con este cultivo incrementado, Bolivia estará bien situada para lanzar Coca Colla. Mientras la promoción de la bebida sin duda irritará a Washington, la operación es políticamente inteligente, ya que Morales recibirá apoyos contra una corporación impopular, al mismo tiempo que aporta recursos bien acogidos por parte de los cultivadores de coca.

“Sea un éxito o no la iniciativa”, según el sitio Web ambiental TreeHugger, “Bolivia puede recibir apoyos internacionales al hacer frente a una compañía que muchos ven como una fuerza destructiva capitalista sin sentimientos, mediante un producto que defiende el medio ambiente y el medio de vida de sus productores. No se habla de cómo sabe Coca Colla, pero refrescante es”.

Traducido para Rebelión por Christine Lewis Carroll